domingo, 30 de octubre de 2011

UN "SACCO" DE TIEMPO (Sólo Fútbol Sala)

Un sacco. Ese es el tiempo que ha pasado sin que escribiera nada por aquí. Es la expresión italiana que equivale a las nuestras "jartá" o "porrón", pero tengo excusa, que conste, ahora sí que he empezado a trabajar de verdad, y no es que sea un trabajo muy cansado (porque afortunadamente me gusta lo que hago) pero sí que me quita muchas horas del tiempo que antes utilizaba para hacer, entre otras cosas, las entradas de este blog.

Han pasado muchas cosas pero trataré de haceros un resumen de aquéllas que me parecen más interesantes para poneros al día. 

Mi día a día:

ESCUELA:
Todas las mañanas voy a una escuela de Padova (cada dos semanas voy cambiando de escuela) a impartir una media de 10 horas semanales de fútbol sala a los nenes en edad escolar. Es una actividad promocional que hace el Petrarca Calcio a Cinque para dar a conocer nuestro deporte entre este sector de la población, nuestro club y nuestros métodos de trabajo, y de camino captar a futuros jugadores de nuestra Sociedad, que después formarán parte de todos nuestros equipos federados. 

No es fácil, porque tienes que adaptar el nivel de la sesión a niños que no han jugado nunca a nuestro deporte, e incluso a algunos que ni siquiera están desarrollados físicamente ni coordinados a nivel psicomotriz. Y encima lo tienes que hacer de una manera divertida (no nos olvidemos que estamos vendiendo nuestro trabajo y nuestro deporte, por lo que tiene que resultar atractivo) y demostrando la capacidad metodológica que se le presupone a un entrenador que llega de España, jeje.

Lo más difícil es convencer a los profesores de que toda la movilidad y "casino" (termino italiano para describir el desorden) son indispensables para entrenar el fútbol sala de una manera real e integral. Están acostumbrados a las filas y el trabajo técnico analítico e incluso lo prefieren por la única razón de que es menos peligroso, y por supuesto, no quieren que ningún niño se haga daño bajo su supervisión. Dicho esto, quiero decir que hasta ahora, los tres profes que he tenido al lado, han sido excepcionales en este sentido, y aunque me miraban con cara de susto y cruzando los dedos, me han dejado trabajar a mi aire en todo momento.

Por otra parte, yo que he trabajado en coles en España quiero contaros un par de diferencias entre los dos sistemas educativos y sus medios, a título de curiosidad. Aquí empiezan el cole a las 8:15 de la mañana y lo terminan a las 13:15 normalmente. Hay dos sistemas, de lunes a sábado con un horario como este, o sin los sábados si hacen más horas por la tarde. Lo otro que me ha llamado la atención son los medios que tienen, cada cole tiene su propio pabellón para hacer deportes y todos los materiales imaginables posibles (pelotas de cualquier deporte en abundancia, material de atletismo, camas elásticas...) Así da gusto!



PETRARCA CALCIO A CINQUE:
Después de comer... al curro. Normalmente llegó al Pabellón de Gozzano a las 16:30 y salgo de allí a las 23:30. En este rato me da tiempo a entrenar a dos grupos reducidos (de tres) de nenes super pequeños (Picolissimi Amici) durante una hora y media: tratamos de aprender a través de muchos juegos aspectos de la técnica del fútbol sala, trabajamos la coordinación, el equilibrio, el desarrollo motor y un poquito de español (aprenden rápido, sobre todo el idioma)

Más tarde a la Under21, con los que hemos empezado de cero (muchos han llegado del fútbol, otros de no hacer nada... pero la mayoría aun no tienen una base táctica para jugar a esto. Vamos poquito a poco, de lo mas fácil a lo más complejo, pero siempre avanzando. Poquito a poco vamos conjuntándonos y van sabiendo lo que quiero de ellos, y no sin esfuerzo, mejoramos cada semana. Empezamos la liga contra los dos gallitos, y perdimos los dos primeros partidos de cinco, aunque con una muy buena primera parte, y la semana pasada empatamos nuestro primer partido, dando un salto de calidad en juego bastante considerable, veremos que pasa mañana!



Y para acabar la Prima Squadra, con la que también vamos progresando en juego y van llegando, aunque lentamente, los resultados. Hoy hemos ganado el primer partido de Liga, después del empate de hace dos semanas. Esperemos que sirva para coger un poquito de confianza y dejar atrás uno de los lastres más grandes que llevamos con nosotros por nuestra juventud, nuestra inexperiencia, nuestra falta de extranjeros... Nuestro Complejo de Inferioridad! Veremos que pasa.

Curiosidades:

El otro día os dije que había un par de cosas que a un recién llegado a este fútbol sala le llaman la atención. Os las cuento. La primera es espectacular, estos italianos cuidan los prolegómenos de cada partido muchísimo: la tripleta arbitral entra al vestuario de cada equipo antes de empezar y saluda uno a uno a cada integrante del equipo a la vez que hacen una especie de revisión de fichas. Tendríais que ver a todos uniformados, puestos en fila, por orden de dorsal, esperando a oír su apellido, decir su nombre y saludar a los árbitros. Luego, independientemente de la categoría, ambos equipos salen a la vez al centro del campo y el árbitro pita y todos aplauden al público, se saludan respectivamente (al estilo de la champions) y todos los jugadores van pasando uno a uno a saludar a los integrantes del banquillo contrario (medico, fisio, entrenador, delegado...)



Pero si esto es sorprendente para un español, lo es más aún... que lo hacen de nuevo al finalizar el partido (me gustaría a mi ver a algún equipo recién perdido de España hacer eso, jeje) El árbitro pita dos veces, acaba el partido (deja unos segundos para lamentarse o celebrarlo) y después todos vuelven a colocarse en fila en el medio del campo, esperan el triple pitido del final del partido y vuelven a aplaudir al público. Pazzesco! (De locura!)

Más diferencias: la zona de cambios aquí es de dos metros como mucho y los árbitros están demasiado pendientes de que el jugador que entra le de en mano el peto al que sale (por cierto lo tiene que tener puesto hasta el último momento) con lo que está difícil hacer la gitana. Sólo pueden calentar dos a la vez (con lo que lo de los cambios a la Rusa aquí...) Y por desgracia, a algunos equipos te dan agua frizzante para beber (con gas) que aquí se bebe con bastante frecuencia y está muy bien considerada... y que por cierto no puede estar más mala. En la base base hacen tres tiempos y se apuntan un punto por tiempo ganado, con lo que los resultados como mucho pueden ser un 3-0. Los juveniles juegan 30 minutos a tiempo corrido.

Otro día os hablaré de otras diferencias a nivel táctico y técnico... pero estas como anticipo me parecían más interesantes, menos profundas, jeje. Pronto escribiré otro post hablando de como me va, fútbol sala aparte, pero de momento os anticipo que sigo bien, con poco tiempo, pero bien.

Otra cosa, a los que estéis esperando otro post de táctica, un pelín de paciencia, también tengo medio elaborada la próxima colaboración con futbolsalaweb y espero que pronto esté terminada y publicada. 

Un abrazo, Ragazzi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada